Los niños y el colegio

Después de más de un mes de dura vuelta al cole los niños deben haberse acostumbrado a la nueva rutina. Atrás quedan los días de verano y de vacaciones, y ahora les toca hacer frente a los madrugones, las largas jornadas en la escuela y los deberes.

Inmersos en nuestros problemas y en el día a día, los adultos podemos no darnos cuenta de cuánta actividad física y mental desarrollan cada día. Las horas de estudio son muy importantes, tanto como disponer de tiempo libre para relajarse, practicar algún deporte, comer y dormir adecuadamente.

Parece que los niños pueden con todo y a menudo les cargamos con horas de actividades extraescolares. Hay que buscar un equilibrio entre el estudio, el descanso y la motivación. Suele ser aconsejable animarles a elegir una actividad que les sirva de diversión y relajación. Por ejemplo, el fútbol, la natación, la gimnasia, el baile, el teatro, la pintura…, son actividades que los niños toman como hobbies pero que al tiempo les ayudan a relajarse, practicar algún deporte y sociabilizar con otras personas fuera de su entorno.

Jugar y divertirse forma parte de su aprendizaje y a menudo les enseña importantes valores como compromiso, responsabilidad, esfuerzo, compañerismo y consecución de objetivos.

Author Info

farmacia