dieta

Dietas Milagro y sus peligros

Se denominan dietas milagro aquellas que prometen una rápida pérdida de peso sin apenas esfuerzo.

Los principales riesgos de las dietas milagro derivan precisamente de dicha promesa ya que reducen drásticamente las calorías ingeridas y generan desequilibrios nutricionales.

Riesgos de las dietas milagro

Aunque la promesa de perder peso de forma rápida y sin esfuerzo pueda resultar tentadora, los problemas que conlleva son muchos:

1.-Con las dietas milagro pierdes líquidos

Si se adelgaza sin una dieta equilibrada, se reduce peso a expensas de líquidos y proteínas (músculo), en lugar de quemar el exceso de grasa corporal.

2.-Las dietas desequilibradas reducen la masa muscular

Uno de los mayores riesgos de las dietas milagro, es que el adelgazamiento suele estar asociado a pérdida de masa muscular, haciendo que cada vez haya que quemar más calorías o hacer más ejercicio para conseguir la misma pérdida de peso.

3.-Tu cuerpo se adapta

El metabolismo, que es una máquina de supervivencia, se adapta al menor suministro de calorías, reduciendo el consumo del metabolismo basal.

4.-El metabolismo se hace más eficiente

A partir de ahora tu metabolismo optimiza sus costes y procesos para obtener más energía de cualquier alimento o bebida. Esas calorías se almacenarán en forma de grasa.

5.-Efecto rebote

Entre los riesgos de las dietas milagro, el que genera más frustración es el efecto rebote. Como tu metabolismo se ha hecho más eficiente, al volver a tus hábitos anteriores, engordas con más facilidad.

El efecto rebote se hace más patente, en personas que tras una dieta estricta, vuelven a comer de forma compulsiva todo lo que tenían vetado, o en personas que ya tienen un metabolismo lento, como en el caso del hipotiroidismo o de la menopausia.

6.-No educan los hábitos

Lo peor de estas dietas es que no enseñan a comer. Si la persona no cambia de forma definitiva sus hábitos alimentarios, es muy difícil que mantenga el peso de forma saludable.

 

 

Las dietas aconsejables

La clave de una buena dieta que no perjudique nuestra salud consiste en llevar una alimentación equilibrada, practicar ejercicio, abandonar hábitos nocivos y no someterse a dietas milagrosas. Solo de esta forma evitaremos poner en peligro la salud y provocar trastornos alimenticios y hormonales, problemas renales, e incluso, osteoporosis.

Antes de comenzar un plan de adelgazamiento, es recomendable dejarse asesorar por un nutricionista que nos oriente sobre las pautas de alimentación y estilo de vida correctos. Un correcto plan para perder peso de forma graduada debe  tener en cuenta lo siguiente:

  • Conocer la dieta habitual de la persona para poder establecer el déficit calórico según la ingesta previa de energía.
  • Conocer su estatus económico y familiar, modelo usual de comidas, preferencias y aversiones para poder hacer una elección específica de los alimentos.
  • Orientar sobre el valor nutritivo de los alimentos.
  • Apoyo psicológico.
  • Distribuir la ingesta diaria en varias comidas. Esto ayuda a evitar periodos prolongados de ayuno que ocasionen hambre intensa, posibles atracones y comportamientos compulsivos.
  • La base ineludible de una dieta de adelgazamiento es disminuir su contenido en grasa porque, automáticamente, se convertirá en hipocalórica.

Como podemos deducir, las dietas pueden ser muy beneficiosas para la salud si seguimos unos cuantos pasos para poder hacerlas de la mejor manera posible. Por otro lado, si sucumbimos a una de estas dietas milagro nos podemos encontrar con graves problemas de salud.

Adelgazar sin trucos

No hay trucos ni secretos a la hora de adelgazar. No es necesario pasar hambre, pasarse a los productos light o pesarse tres veces al día. Lo importante es aprender a comer de forma equilibrada, variada y saludable. Una alimentación correcta no solo nos ayudará a tener un peso adecuado sino que protegerá nuestra salud.

En realidad todos sabemos qué debemos comer y qué tenemos que evitar. El objetivo es conseguir que la dieta equilibrada se instaure de forma normalizada en nuestro día a día. Si a ello sumas la práctica habitual de algo de ejercicio tu metabolismo te lo agradecerá.

Este aprendizaje debemos comenzarlo desde pequeños para convertirnos en adultos saludables.

Si tienes dudas consulta siempre con profesionales. En Farmacia Cuatrovientos Raquel Hernández tenemos una cita mensual con una experta nutricionista. Solicita tu cita y comienza tu aprendizaje.

 

Author Info

farmacia