Cómo se utiliza la sangre donada

Cómo se utiliza la sangre donada

Hoy queremos abordar un tema que nos parece muy interesante y es saber cómo se utiliza la sangre donada.

La sangre que se obtiene a través de las donaciones es destinada al tratamiento de muchas enfermedades. Es el caso de aquellas que producen anemia y también para el tratamiento de distintos tipos de cáncer. También se usa en intervenciones quirúrgicas, trasplantes de órganos, tratamientos en accidentes, hemorragias y quemaduras.

Tratamiento de la sangre

La sangre donada no se usa directamente sobre los pacientes. Antes es analizada y es procesada para separar los glóbulos rojos, las plaquetas y el plasma.

De esta forma, cada paciente recibirá aquella parte que necesita y se aprovecha mejor cada donación.

Según el Dr. Kreuter, director del Programa de Donación de Sangre de Mayo Clinic, los glóbulos rojos se pueden conservar durante 42 días, las plaquetas 5 días y el plasma durante un año entero.

Toda la sangre donada en analizada inmediatamente tras su recepción. El donante recibe una analítica donde se informa sobre la serología de la hepatitis B, hepatitis C, virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), sífilis y un hemograma completo (hemoglobina, plaquetas y leucocitos).

Antes y después de donar sangre

Antes de donar se mide la tensión arterial de los donantes. Si la máxima está por encima de 18 mmHg o la mínima por encima de 10 mm Hg, no podrá donar. Se revisa también el nivel de hemoglobina. Para ser donante es preciso pesar más de 50 kilos y estar bien de salud. Tampoco pueden donar las personas que se han hecho un tatuaje o un piercing hasta que no transcurran 6 meses.

Después de donar sangre se aconseja beber muchos líquidos, evitar el esfuerzo físico al menos durante 5 horas, mantener la presión sobre el punto de punción al menos una hora, evitar fumas y beber alcohol al menos durante las dos horas continuas a la donación.

Tampoco deberán donar las personas que hayan sido vacunadas en los últimos 30 días, se encuentren enfermas, haber tomado algún medicamento los 7 días anteriores, haber consumido alcoholen los 3 días previos o drogas en las dos últimas semanas.

Beneficios de donar sangre

Con cada donación se extraen 450 mililitros. Es una acción voluntaria y altruista, realizada por mayores de edad y menores de 65 años.

Las mujeres pueden donar sangre un máximo de 3 veces al año y los hombres un máximo de 4 veces. Entre una donación y otra deben haber transcurrido, al menos, dos meses.

Las donaciones reducen la viscosidad de la sangre, que se ha relacionado con los coágulos de sangre y los accidentes cerebrovasculares.

Los donantes de sangre ayudan a la recuperación de personas enfermas que precisan de sangre para sus tratamientos. Sin la aportación de los donantes, muchas personas, adultos y niños, no podrían acceder a una curación adecuada.

Donar sangre es un proceso sencillo, rápido e indoloro que no produce ningún efecto nocivo en la salud. A todos cuantos sois donantes, muchas gracias por vuestra gran labor. Y a los demás, os animamos a participar. Donar sangre, salva vidas.